descarga-1

El sonido de Blood Orange se declara libre y soberano: Freetown Sound y la constitución del synth.

Este nombre lo dice todo: Devonté Hynes. Cuando se menciona, inmediatamente viene a la mente Jay Z, Theophilus London, Florence + The Machine y más artistas que han sido tocados por el característico sello musical de Hynes.

Su alter ego, Blood Orange, lo ha vuelto a hacer. Freetown Sound es un discurso musical labrado en piedra, con personalidad ochentera, con rhytm and blues, algunos toques de jazz y lo mejor del vibe que invita al baile mezclado de romanticismo.

Se nota la época que viven los suyos –FKA Twigs, Thundercat, Schoolboy Q yFrank Ocean en la forma en la que están haciendo música, con un esquema que es ganador y no tiene necesidad de ser tocado por ahora.  Ya no temen más a cambiar de paradigma en cada sintetizador, base, rima o nota que generan, y uno de los principales productores del nuevo sonido es el mismo Dev.

Quizás Freetown Sound sea el disco en el que Orange denota más madurez. Nos había acostumbrado al synth pop de trabajos anteriores, pero con tres años de descanso para enfocarse en el estudio, el producto final es de aquellos que veremos en las listas de lo mejor del año para muchos. Y así, tiempo después, cuando se hable de nuevo de Hynes, podamos ponerlo en fila con nombres como Quincy Jones, no lo duden.

Lee más dando click aquí